Preguntas frecuentes


¿Cuál es la probabilidad de gestación humana normal?

La probabilidad mensual de concepción humana (fecundabilidad) normal, es de sólo un 20 a 25% aproximadamente, y disminuye con el aumento de la edad de la mujer.
La probabilidad de perder un embarazo en los primeros meses de gestación es de alrededor de un 15% a los 20 años pero es mayor a un 60% luego de los 43 años. Un 85% de las parejas que comienzan la búsqueda del embarazo lo lograrán durante el primer año, y sólo un 2 a 3% adicional durante el segundo. Es por esto que es aconsejable que la pareja busque asesoramiento médico al año de no lograr embarazar, y en mujeres de más de 35 años, a los seis meses.
Si bien estas son cifras estadísticas recopiladas de un total poblacional, hay que tener en cuenta que los factores de fertilidad varían según cada caso, ya que influyen factores individuales y cómo estos interactúan en la pareja.
Muchas parejas que consultan por dificultades reproductivas tienen reducida su fertilidad debido a alteraciones leves o combinaciones de problemas masculinos y femeninos. Sin embargo, salvo casos de ausencia total de espermatozoides (azoospermia) o bloqueo de ambas trompas, tienen posibilidades de quedar embarazadas durante la fase de estudios o, inclusive, en los períodos de descanso entre tratamientos, ya que la mayoría son subfértiles y no totalmente infértiles.

¿Cuál es mi día de mayor fertilidad y como puedo saberlo?

En pacientes con ciclos regulares de 28 – 30 días, la ovulación se produce a los 14 – 15 días desde el inicio de la menstruación (primer día del ciclo). Existen unos signos físicos que ayudan a encontrar este día más fértil, como la aparición de una mayor cantidad y filancia del flujo vaginal, molestias y peso en el bajo vientre, etc.)
Existen test de ovulación en orina que detectan el pico de la hormona LH, que es la que desencadena la ovulación.
En pacientes con ciclos irregulares es más difícil y lo que se recomienda es tener relaciones sexuales regulares, cada 2 – 3 días, para poder poner en contacto los gametos (óvulo y espermatozoide) cuando se produzca la ovulación.

¿A partir de que edad disminuye mi fertilidad?

La mujer cuando nace ya tiene todos los ovocitos almacenados en sus ovarios y va a iniciar un proceso de consumo de los mismos.
La madurez física y psíquica de la mujer hace que la edad idónea para tener hijos sea entre los veinticinco y los treinta años. Pero, hoy en día, la mujer decide o puede tener hijos después de estas edades. A partir de los treinta y cinco años, la fertilidad femenina disminuye sensiblemente de forma gradual.
Se estima que a partir de los 37 – 38 años, la cantidad y calidad de los ovocitos se va a asociar una disminución de la reserva ovárica y de las posibilidades de conseguir una gestación.

¿Ser mamá a partir de los 40?

Cuando alcanzamos la edad de los 40 años, todavía queda cerca de un 3% de las madres que van a quedarse embarazadas y todavía no lo han hecho. Aunque un 3 % pueda parecer poco, supone un número importante de parejas que van a requerir de un apoyo multidisciplinar para conseguir el embarazo, y para llevarlo a término con salud de la madre y del hijo. En el CERFH, sabemos el estrés que conlleva la búsqueda de embarazo a partir de esta edad, cuando en muchos casos incluso hay que recurrir a un tratamiento de FIV o de Ovodonación. Además del factor emocional, hay que tener muy en cuenta que en muchos casos, sobre todo hoy en día, la salud general de la mujer en la década de sus 40 años es muy buena, gracias a los programas de prevención, hábitos saludables y estilo de vida que se lleva, así como el diagnóstico precoz y tratamiento de muchas enfermedades que antiguamente devenían en un deterioro temprano de la salud de la mujer que incluso hacía que no se planteara la maternidad. Es por ello que en ocasiones prestemos menos atención a aspectos puramente biológicos asociados a la edad materna y embarazo y que hacen que gestar a estas edades tenga unas consideraciones dignas de tener en cuenta.